Descargando Sentimientos

Privilegios de los Parlamentarios: ¿Por qué si ante la ley todos somos iguales?

Posted on: abril 3, 2011

Quisiera preguntarme que si todos somos iguales ante Dios y ante la ley, si cuando nacemos no tenemos más privilegios que el derecho a la vida, y otros que a medida que vamos creciendo nos otorga el Estado como los de educación y salud; ¿Por qué hay personas que por el solo hecho de estar investidas de cierta autoridad gozan de privilegios y derechos distintos al resto, y estos beneficios les dan la calidad de seres prácticamente intocables.

Nuestra Constitución Política es enfática en señalar, en su articulo 19 numero 2, que todas las personas somos iguales ante la ley y que en Chile no hay personas ni grupos privilegiados; sin embargo, es ella misma la que le otorga regalías a quienes están en las esferas del poder, como los parlamentarios.

Los legislativos en nuestro país, me refiero a nuestros diputados y senadores de la República, gozan de privilegios que los vuelven aún más respetables, intocables, prácticamente impenetrables, ante la ley y ante cualquier situación que vaya en su desmedro. Los beneficios que la Constitución les otorga en el articulo 61 inciso 1 – 2 y 3 son el fuero parlamentario y la inviolabilidad.

La razón por la que gozan de este tipo de beneficios es para poder asegurar su independencia y libertad en el ejercicio de sus funciones legislativas y de fiscalización, y solamente durante el tiempo que ejerzan la condición de parlamentarios, pero a veces da la impresión que los legisladores abusan de estos privilegios, para emitir declaraciones de alto contenido, y los usan más allá de sus labores en el Congreso Nacional.

Tomaré el caso de la inviolabilidad, que protege a los parlamentarios por los votos que emiten en el desempeño de sus cargos tanto en las sesiones en sala como en comisión, y también los ampara por las opiniones que manifiestan, dentro de las funciones como parlamentarios.

Este último punto para mi es comparable con mi profesión, el Periodismo, ya que a los periodistas; quienes ejercen la labor de informar pronta, veraz y oportunamente a las personas lo que sucede en el país y en el mundo; están al igual que los parlamentarios a merced de ser acusados y juzgados por sus dichos, de ser sometidos a juicio por injurias y calumnias contra alguna persona. Sin embargo, no gozamos de ningún privilegio, de ninguna ley que nos proteja en el ejerció de nuestras funciones y nos sometemos al rigor de la justicia como cualquier ciudadano.

En cambio, los parlamentarios tienen una especie de protección divina, que los hace intocables, injuzgables, inviolables, inalienables; los convierten en seres superiores, en prácticamente dioses que viven en el Olimpo y no pueden o no tienen la mismas condiciones que el resto de las personas, que son quienes finalmente los eligen e invisten como tal.

Por qué los parlamentarios y los políticos, en general, sobre todo los que se vinculan a los poderes del Estado, son tratados como dioses, como superiores; si su único acierto fue vincularse a los partidos políticos, a las esferas de poder y estar en el lugar correcto a la hora indicada; pero en el fondo son personas comunes y corrientes de carne y hueso, que deben tener los mismo problemas que el resto.

Por qué vuelvo a preguntarme son tratados como si prácticamente no fueran humanos, si ellos al momento de nacer lo hicieron como todos y fueron considerados iguales, con los mismos derechos que las demás personas, por tanto creo que deberían ser juzgados como tales, como personas naturales, y no tener que pasar por el proceso de desafuero, para poder sometidos al rigor de las leyes.

Lo que me lleva a mencionar el otro beneficio que tienen los parlamentarios, que es el fuero político, que trata principalmente sobre que ningún diputado ni senador de la República pueden ser acusados o privados de su libertad, salvo en caso de delitos flagrantes. He incluso si el Tribunal de Alzada de la jurisdicción respectiva (Corte de Apelaciones) no considera que las pruebas en su contra sean suficientes, puede declarar no a lugar a la acusación.

Sin embargo, me sigo preguntando y cuestionando, que todas esas características que los hacen especiales, no son muy distintas a las que poseo y que perfectamente en mis condiciones podría ser un parlamentario de este país y gozar como ellos de privilegios, ¿que me harían mejor persona? ¿Un ser superior? Yo personalmente, si me dedico a la política no es por ser alguien, por tener renombre y por poder hacer o deshacer a mi beneficio, o por poder tener garantías por sobre el resto; si llego a ser un parlamentario sería para preocuparme del resto, por lo que actualmente se llama servicio social y para completar la labor que otros iniciaron y han debido dejar inconclusa por motivos de fuerza mayor, como la muerte en manos de otros.

(Trabajo del MPP de la UNAB. Con el profesor Enrique López. Nota 7)

Anuncios

3 comentarios to "Privilegios de los Parlamentarios: ¿Por qué si ante la ley todos somos iguales?"

soy bn jotasso!!!!!

No entendi tu comentario, sorry por la demora en responder…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

abril 2011
L M X J V S D
« Ene   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

“Yo te amo para comenzar a amarte” (Pablo Neruda)

Un cachito de mis pensamientos

  • Que domingo más flojo... la lluvia llama a dormir y dormir.... by @marabelens 2 days ago
  • Alguien sabe cómo hacer para que Twitter muestre los últimos twitt y no les de un orden aleatorio. En la Apps de IPhone me refiero. by @marabelens 2 days ago
  • Desde que partió la lluvia en la madrugada no cesa, Lluvia Cae lentamente sobre mi, diría Enrique Iglesias en su canción, pero de lento nada by @marabelens 2 days ago

“A la primera persona que no me quiera juzgar…pienso entregarle mi tiempo, pienso entregarle mi fe” (Alejandro Sanz)

A %d blogueros les gusta esto: